Un seguro de D&O sirve fundamentalmente para soportar los gastos de defensa de los administradores sociales (costas judiciales, gastos y honorarios incurridos en la defensa de una reclamación que puede incluir los gastos de apelaciones y los gastos de constitución, de fianzas civiles y las necesarias para garantizar la libertad provisional del Asegurado), y las posibles indemnizaciones a que sean condenados por los tribunales como consecuencia de la realización de un acto incorrecto, ya sea por acción u omisión, que de origen a la exigencia de responsabilidad y les sea exigida a éstos por la propia sociedad, los socios o los acreedores sociales.

A diferencia de otras responsabilidades que pueda tener la empresa, la responsabilidad a que nos referimos y que protege este seguro, es una responsabilidad individual de la persona, del directivo o administrador, por lo que este seguro cobra especial relevancia si queremos dejar a salvo nuestro patrimonio privativo.

1. Herramienta de carácter preventivo, con protección para tu patrimonio personal y familiar ante posibles demandas.

2. La inestabilidad financiera y situación de crisis, causa un aumento de las reclamaciones, ante una mayor supervisión, investigación y vigilancia regulatoria por parte de Organismos Oficiales.

3. Estados de insolvencia que pudieran derivar en concurso de acreedores.

4. Cobertura para todos los empleados de la empresa ante reclamaciones por prácticas laborales (acoso sexual, laboral y discriminación, así como cualquier otra acción que vulnere sus derechos fundamentales).

5. En caso de siniestro, adelanto y abono de gastos de defensa hasta la cuantía contratada, servicios en caso de privación de bienes y asistencia psicológica.

6. Retroactividad ilimitada y cobertura para Altos Cargos pasados, presentes y futuros.

7. Cobertura para grupos empresariales; filiales, participadas y sociedades hermanas.

8. Posibilidad de contratar un periodo adicional de notificación en caso de cese de actividad, con 12 meses gratis.

9. La responsabilidad no termina cuando dejas de ostentar el cargo; cobertura para antiguos administradores y directivos.

10. Ninguna empresa está exenta de recibir reclamaciones por parte de trabajadores, autoridades, accionistas, clientes, acreedores, proveedores y en definitiva cualquier tercero.

Si necesitas cotización a tu medida, no dudes en contactar con nuestros comerciales y solicitar presupuesto detallado.

segurosparapymes.net